Wilk y laslol...

¿Qué está pasando actualmente? Aquí encontrarás post curiosos
¡No me toques las burbujas!
Avatar de Usuario
Mensajes: 3709
Registrado: 13 Mar 2012, 11:01
Ubicación: En mi casa-sacapuntas

Wilk y laslol...

Notapor Eduman » 04 Sep 2018, 22:51

Imagen

Buscar frescura en nuestros conceptos y calidez en nuestros procedimientos

Mapache oficial
Avatar de Usuario
Mensajes: 5080
Registrado: 18 Feb 2012, 22:49
Ubicación: e621.net

Re: Wilk y laslol...

Notapor Def.X » 04 Sep 2018, 23:34

Imagen
Imagen

Aquel que todos queremos ser
Avatar de Usuario
Mensajes: 2811
Registrado: 21 Feb 2012, 03:14
Ubicación: Por encima de ti

Re: Wilk y laslol...

Notapor laslol » 11 Sep 2018, 16:13

Debo admitir que en gran parte me siento inclinado a estar de acuerdo con el postulado planteado por el autor del texto. Las versiones dicotómicas de la política, hoy en día, son cosa del pasado. Es cierto que, en mi opinión, no hay "golpes buenos" o "golpes malos", ya que todo golpe de Estado supone una ruptura del hilo constitucional, pero cuando un gobierno falla en la ejecución de los fines para los cuales se constituye un Estado, este deja de ser legítimo y cuando atenta contra su propia constitución, pasa a ser un gobierno ilegal, de facto. Que actúa por la vía del hecho y no por la vía de la legalidad.

La cultura latinoamericana tiene una historia militar muy dura, casi similar a la del oscurantismo. No en pocos países se han erigido dictaduras militares que se han declarado adalides de los intereses del pueblo, no en pocas ocasiones deponiendo un gobierno democráticamente electo. Algunos, como Pérez y Pinochet, fueron desarrollistas de sus países y los dejaron en posiciones económicas realmente favorables, pero con instituciones democráticas verdaderamente diversas. Venezuela fue, en su momento, la economía más sólida de la región, con un PIB per cápita superior al de todos sus vecinos e incluso superior al de China, no en menor parte por su producción petrolera y derivados de dicha industria, pero con instituciones democráticas más bien endebles y con una influencia marxista que dinamitó las bases de cualquier estructura lógica y sólida de gobierno. No hay nada más antidemocrático que el socialismo, y Venezuela es un ejemplo viviente de ello.

Chile, por contra, tuvo la previsión de proteger sus instituciones democráticas, como un Poder Judicial apolítico y no parcializado, o unas fuerzas armadas subordinadas al poder civil, también apolíticas y no deliberantes han logrado que, junto con su crecimiento económico debido a la libertad de empresa, sean un país sólido y una democracia fuerte en términos netos. Desde su transición política, no han visto inestabilidad ni graves conflictos de gobernabilidad. Por citar un ejemplo sobre la importancia de estas instituciones, entre 1958 y 1992, Venezuela sufrió seis (6) golpes de Estado (el Barcelonazo, el Carupanazo, el Porteñazo, el Caracazo, el 4 de Febrero (golpe de Chávez) y el 27 de noviembre), en menos de 30 años de transición democrática. Hay evidencias de que al menos cinco de esos seis golpes fueron propiciados y coordinados por la izquierda marxista del país, que había sido excluida del pacto de gobernabilidad firmado por los partidos por su afiliación a la URSS.

Jueces politizados, un Legislativo débil y unas Fuerzas Armadas deliberantes son el perfecto caldo de cultivo para que esas ideas proliferen y causen estragos en un país. En conclusión, lo de Pinochet en Chile sí fue una dictadura militar, dura con la disidencia, pero que de alguna manera ayudó a la construcción de una estructura sólida de poder democrático desde su transición política al poder civil. No hubo golpe de Estado, pues el gobierno de Allende no fue ni democrático, ni legítimo ni legal, aunque haya llegado por esas vías al poder, es su actuación la que define si se mantiene así o se sale del camino, por lo que cualquiera, envestido de autoridad o no, está facultado (y diría yo, obligado) a deponer de dicho gobierno y promover la instauración de uno democrático, como ocurrió en Chile con Pinochet.

Pero en Venezuela venimos del futuro, así que harían bien en cuidar de su democracia y dudar de aquellos que plantean la destrucción de un viejo orden por uno nuevo. Crían reptiles en su mente.

EDIT: Corrijo fecha, lo correcto es 1958, año en que fue derrocada la dictadura de Pérez Jiménez.
Llegará el día en el que
la maldición del Altísimo
no será tolerada por más tiempo...

Volver a Sociedad

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Contador de visitas Contador de visitas