Opiniones sobre el caballero este:

¿Qué está pasando actualmente? Aquí encontrarás post curiosos
Gorila dibujante
Avatar de Usuario
Mensajes: 4147
Registrado: 18 Feb 2012, 13:44
Ubicación: Granada

Opiniones sobre el caballero este:

Notapor Norien » 12 Feb 2018, 22:24

Jordan B Peterson. Algunos lo conoceréis seguramente por la famosa entrevista que tuvo hace ya algún tiempo:

youtu.be/aMcjxSThD54

Este artículo da cierta visión de él, claramente sesgada en una dirección. Pero yo os pregunto, ¿qué opinión tenéis de él? Y si no lo conocíais y después de haber visto el vídeo y el artículo, ¿qué opinión tenéis ahora?
ERIS QUOD SUM

Bollito
Avatar de Usuario
Mensajes: 9000
Registrado: 18 Feb 2012, 22:12

Re: Opiniones sobre el caballero este:

Notapor O.P. Wilkituski » 14 Feb 2018, 01:13

Peterson está lejos de ser de la alt-right, como los medios quieren pintarlo. En general, el tío es bastante razonable y riguroso, salvo quizás por su afición a hablar de la simbología freudiana en el psicoanálisis y su tendencia por no hacer distinción entre marxismo y postmodernismo, que, si bien uno influyó sobre el otro, no son lo mismo. Excepto eso, bien.

En cuanto a la entrevista en sí, la vi hace poco, una semana o así después de que saliese y está claro que Peterson y Newman iban con dos planes muy distintos. Él supo manejar la situación y salió claramente vencedor. Ella quedó tan en ridículo que la estrategia posterior tuvo que concentrarse en las cortinas de humo y en la demonización de Peterson y quienes le apoyan.
Estaba claro desde bastante pronto en la entrevista que Newman iba a ver si conseguía hacer saltar al otro, a ponerle contra las cuerdas con sus "entonces lo que quieres decir es que..." para que Peterson dijese algo algo a que aferrarse para poder decir "¿véis como era un machista fascistoide?". Peterson, obviamente, sabía que ir a meterse a un debate con una feminista era la situación ideal para que sacasen sus palabras de contexto y las usasen contra él en una campaña mediática, así que fue más inteligente que ella y supo cuidar muy bien cada una de las frases que dijo. A nadie se le pasó quién fue el claro vencedor, como evidenció la respuesta de Internet y los memes de "so, you're saying..." y demás. Pero los medios (todos ellos, prácticamente) tienen un claro sesgo de género y no se podían quedar callados ante algo que estaba haciendo tanto ruido, así que tuvieron que cambiar su estrategia política a la culpabilidad por asociación y al demonizar a Peterson tachándolo de algo que no es. El artículo al que enlazas es parte de ese "control de daños".

Bollito
Avatar de Usuario
Mensajes: 9000
Registrado: 18 Feb 2012, 22:12

Re: Opiniones sobre el caballero este:

Notapor O.P. Wilkituski » 14 Feb 2018, 01:18

Sobre el artículo:

Empecemos por el título. Creo que nadie es tan ingenuo a estas alturas como para no saber aún que la mayoría de personas, con suerte, se lee los títulos y poco más. Así que vamos a analizarlo: "How dangerous is Jordan B Peterson, the rightwing professor who 'hit a hornets' nest'?". ¿Qué nos dice este título?

1) Cómo de peligroso es. Falacia de manual. Literalmente. La pregunta de "cómo de peligroso es" presupone ya en sí misma que es peligroso. Ni siquiera es la insinuación de "¿es peligroso?", que ya sería bastante mala de por sí.

2) El profesor de derechas. Falsedad directa, pero es más fácil atacar a alguien si lo tildas de ser de derechas.

3) Que golpeó un nido de avispas. Es decir, que la gente está enfadada con él, lo que no nos dice nada acerca de si sus ideas son correctas o no, pero insinúa mucho.

En resumen, en una línea nos han dicho que "Jordan Peterson es un tío peligroso de derechas y problemático". Manipulación subrepticia en todo su esplendor.

Veamos ahora los contenidos del mismo. Como le dije a Edu en el hilo de redacción, cada frase tiene que contribuir en algo, no hay que dar puntada sin hilo. En un artículo, cada una de las frases que hay en él, está ahí porque su autor decidió escribirla, porque dice algo. Por eso, cuando leemos un artículo, tenemos que preguntarnos con cada una, siempre, ¿qué transmite esta frase al lector? Haciendo esto se puede aprender mucho del autor, de dónde viene y lo que opina (o lo que le gustaría decir de verdad, si no tuviese que mantener las formas). Así que, allá vamos...

¿Qué tienes en común todas estas frases?
  • But his arguments are riddled with ‘pseudo-facts’ and conspiracy theories.
  • You can read this stuff any day of the week and perhaps agree with some of it. However, Peterson goes further, into its most paranoid territory.
  • Cathy Newman was wrong to call Peterson a “provocateur”, as if he were just Milo Yiannopoulos with a PhD. He is a true believer.
  • “How does one effectively debate a man who seems obsessed with telling his adoring followers that there is a secret cabal of postmodern neo-Marxists hellbent on destroying western civilisation and that their campus LGBTQ group is part of it?”
  • “There’s never going to be a point where he says: ‘You know what? You’re right, I was talking out of my ass back there.’ It’s very much about him attempting to dominate the conversation.”
  • Once you believe in a powerful and malign conspiracy, you start to justify extreme measures.
  • But his arguments are riddled with conspiracy theories and crude distortions of subjects, including postmodernism, gender identity and Canadian law, that lie outside his field of expertise.

Todas ellas nos caracterizan a Peterson como un loco, un conspiranoico, un sectario y, en definitiva, alguien que no sabe lo que dice. La insinuación es clara: no le escuches, que es un magufo.

¿Y éstas?
  • Not everybody is persuaded that Peterson is a thinker of substance, however.
  • In many ways, Peterson is an old-fashioned conservative who mourns the decline of religious faith and the traditional family, but he uses of-the-moment tactics.
  • “The difference is that this individual has a title and profession that lend a certain illusory credibility,”
  • Therefore, there is no need to caricature his ideas in order to challenge them.
  • Peterson is not just another troll, narcissist or blowhard whose arguments are fatally compromised by bad faith, petulance, intellectual laziness and blatant bigotry. It is harder to argue with someone who believes what he says and knows what he is talking about – or at least conveys that impression.
  • “Peterson’s secret sauce is to provide an academic veneer to a lot of old-school rightwing cant, including the notion that most academia is corrupt and evil, and banal self-help patter,” says Southey. “He’s very much a cult thing, in every regard. I think he’s a goof, which does not mean he’s not dangerous.”
  • He combines the roles of erudite professor, self-help guru and street-fighting scourge of the social-justice warrior: the missing link between Steven Pinker, Dale Carnegie and Gamergate.

Que es un vendehumos, que no hay que dejarse engañar aunque parezca que tiene un aire de credibilidad. Es una ilusión. En el fondo sólo está repitiendo las mismas ideas de siempre. Profundizamos sobre lo anterior, pero advirtiendo que no importa lo convincente que sea, hay que cerrarse en banda.

¿Qué tienen en común estas otras?
  • “It’s very theatrical and shrewdly exploits platforms that thrive on spectacle, controversy, fear and prejudice."
  • Despite his appetite for self-promotion, Peterson claims to be a reluctant star
  • Last November, fellow University of Toronto professor Ira Wells called him “the professor of piffle” – a YouTube star rather than a credible intellectual.
  • Tabatha Southey, a columnist for the Canadian magazine Macleans, designated him “the stupid man’s smart person”.

Lo pintan como un individuo que sólo busca la fama. Por eso es importante ignorarle.

Pero ahora empieza lo gordo...
  • He calls ideas he disagrees with silly, ridiculous, absurd, insane.
  • He describes debate as “combat” on the “battleground” of ideas and hints at physical violence, too.
  • “If you’re talking to a man who wouldn’t fight with you under any circumstances whatsoever, then you’re talking to someone for whom you have absolutely no respect,” he told Paglia last year, adding that it is harder to deal with “crazy women” because he cannot hit them.
  • In debate, as in life, Peterson believes in winners and losers.

Hay que caracterizarlo como alguien violento para descalificarlo. No importa que ellos mismos hayan empezado el artículo llamándolo chiflado y sectario, cuando lo hace él, es sólo una muestra más de su hostilidad. Si hace falta, sacando frases de contexto incluso, haciéndole parecer un machista agresivo que piensa que todas las mujeres son unas locas... cuando si miras la conversación de la que está sacada la frase, la cosa cambia radicalmente, ya que su argumento era que deben ser las mujeres las que se enfrenten a otras mujeres, puesto que, cuando un hombre desequilibrado transgrede la línea de la agresión física con otro hombre, las consecuencias son claras, pero, cuando una mujer desequilibrada transgrede esa línea con un hombre, no hay consecuencias (i.e., la confrontación física contra una mujer no es aceptable), lo que hace que la situación sea mucho más complicada. No quería que las mujeres fuesen unas locas, ni que tuviese deseos de pegarles.

Y más aún...
  • Yet Peterson’s commitment to unfettered free speech is questionable.
  • This staunch anti-authoritarian also has a striking habit of demonising the left while downplaying dangers from the right.
  • Last July, he announced plans to launch a website that would help students and parents identify and avoid “corrupt” courses with “postmodern content”.
  • Consider the media firestorm last November over Lindsay Shepherd, a teaching assistant at Ontario’s Wilfrid Laurier University, who was reprimanded for showing students a clip of Peterson debating gender pronouns. Her supervising professor compared it to “neutrally playing a speech by Hitler”
  • Peterson was troubled by two developments: a federal amendment to add gender identity and expression to the Canadian Human Rights Act; and his university’s plans for mandatory anti-bias training. Starting from there, he railed against Marxism, human rights organisations, HR departments and “an underground apparatus of radical left political motivations” forcing gender-neutral pronouns on him.

Aquí se nos presenta a Peterson como un tipo autoritario. Nada más alejado de la realidad. De nuevo, no es que quisiese poner en una lista negra y vetar a sus adversarios políticos... en la intervención de la que hablan, lo que decía era que había una página dedicada a visibilizar artículos de revistas con cero citaciones de esos profesores postmodernos, y que eran estos profesores los que trataban de censurar esta iniciativa (porque NO querían que nadie leyese los artículos basura que publicaban, ya que el postmodernismo es una sacada de polla intelectual tremenda); él lo que hacía era apoyar esta iniciativa, planteando que se incrementase la transparencia en las universidades para que los alumnos puediesen escoger con plena información acerca de lo que enseña cada profesor. Es decir, no trataba de censurar a nadie, sino todo lo contrario.

También quiero hacer especial mención aquí al uso que hacen del tema de Lindsay Shepard, que fue todo un bombazo. Aquí ignoran la parte que les conviene, que es casi todo, y dejan sólo la insinuación de que presentar las posiciones de Peterson sin condenarlas explícitamente es como hacer lo mismo con Hitler. Sin embargo, si no fuera porque Lindsay grabó y filtró esa conversación al público (de ahí el bombazo) la habrían silenciado en un juicio sumarísimo los santísimos, puros e incorruptos adalides de la justicia social. Precisamente me resulta repugnante y rozando en la falta de ética absoluta que un opositor de Peterson tenga el valor de mentar a Lindsay, cuando ese fue un claro caso de totalitarismo contra una profesora doctoranda (como podría haber sido yo misma) en un intento de acallar posiciones como la de Peterson en un contexto de debate igualitario. De hecho, algunas de las frases de esa grabación eran directamente repulsivas y una prueba directa de que Peterson tenía razón.

Siguiente tema.
  • He does not fully endorse the far right, but he flirts with their memes and overlaps with them on many issues.
  • While Peterson does not endorse such attacks, his intellectual machismo does not exactly deter them.
  • In as much as Trump voters are intolerant, Peterson claims, it is the left’s fault for sacrificing the working class on the altar of identity politics.
  • “It’s true that he’s not a white nationalist,” [...] “But he’s buttressing his narrative with pseudo-facts, many of them created for the explicit purpose of promoting white nationalism, especially the whole notion of ‘cultural Marxism’."
  • "The arc of radicalisation often passes through these more ‘moderate’ ideologues.”

Aquí está el quid de la cuestión. Fijáos que en ningún momento del artículo se nos dice nada concreto acerca de cuáles son las ideas de Peterson o de en qué está equivocado, sólo que lo está, sin mucha más explicación. Aquí llegamos al motivo: es que no está equivocado, el problema es que no nos da la razón. No es de derechas, pero... No incita a la violencia, pero... No apoya a Trump, pero... No es un nacionalista blanco, pero... Es problemático, la radicalización pasa por los moderados. Lo que básicamente equivale a decir que no importa si lo que dices es cierto o no, y si hace falta hay que distorsionar la realidad con tal de no reconocerles ni un resquicio de razón a los del otro bando. O estás con nosotros o estás con ellos.

Y finalmente, como colofón, un montón de "culpable por asociación":
  • His YouTube gospel resonates with young white men who feel alienated by the jargon of social-justice discourse and crave an empowering theory of the world in which they are not the designated oppressors.
  • Peterson’s constellation of beliefs attracts a heterogeneous audience that includes Christian conservatives, atheist libertarians, centrist pundits and neo-Nazis.
  • Unsurprisingly, he was an early supporter of James Damore, the engineer fired by Google for his memo Google’s Ideological Echo Chamber.
  • No wonder every scourge of political correctness, from the Spectator to InfoWars, is aflutter over the 55-year-old professor [...]
  • This more verbose, distinctly Canadian version of Howard Beale’s “mad as hell” monologue
  • For rightwing commentator Melanie Phillips, he is “a kind of secular prophet … in an era of lobotomised conformism”. He is also adored by figures on the so-called alt-light (basically the “alt-right” without the sieg heils and the white ethnostate)
  • Rather than promoting blatant bigotry [...]
  • Peterson is old enough to remember the political correctness wars of the early 90s [...] Their alarmist rhetoric now seems ridiculous. Those campus battles did not lead to the Gulag. But Peterson’s theories hark back to that episode.
  • Such intense adoration can turn nasty. His more extreme supporters have abused, harassed and doxxed [...] several of his critics.
  • One person who has crossed swords with Peterson politely declined my request for an interview, having experienced floods of hatemail, including physical threats.
  • Newman received so much abuse that Peterson asked his fans to “back off”, albeit while suggesting the scale had been exaggerated.
  • “His fans are relentless,” says Southey.
  • His fans post videos with titles such as “Jordan Peterson DESTROY [sic] Transgender Professor”

Evidentemente, tratar de hacer a uno responsable de alguna forma por la gente a la que le gusta es ridículo. Pero aquí queda, a modo de aviso: ojo, si aún así quieres darle la razón a Peterson, que sepas que eres como éstos, ¿no querrás asociarte con este tipo de gente, verdad?


En fin, basta ver los comentarios mejor votados para darse cuenta de que ya no tienen credibilidad ni con sus propios lectores.

Volver a Sociedad

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Contador de visitas Contador de visitas